jueves, 22 de febrero de 2007

IRAN NO CUMPLE, INCLUSO CORRE HACIA ADELANTE

Decepción es la palabra que ha utilizado la Casa Blanca para recibir el informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica. Acabamos de recibir el informe –ha dicho uno de sus portavoces- estamos decepcionados de que Irán no se haya dado por aludido de la resolución 1737. Vamos a examinar el informe por completo y decidir con nuestro socios y aliados. La declaración estadounidense pudiera decirse que ha sido también suscrita por el secretario general de la Naciones Unidas, Ban Ki Moon, quien ha dicho estar profundamente preocupado por la respuesta de Irán, antes de que mañana conozca el informe el Consejo de Seguridad.

EL CONSEJO DE SEGURIDAD, LLAMADO A CAPITULO

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas recibirá mañana el informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica como un nuevo aviso para no archivar el caso. Las decisión de Irán de continuar con sus programas nucleares y desoír las amenazas de la comunidad internacional abren un nuevo capítulo de negociaciones donde Estados Unidos, Rusia y China son los países que más deben consensuar sus estrategias al tener los tres -junto con Gran Bretaña y Francia- la llave de endurecer sanciones o rechazarlas en el consejo de seguridad donde tienen derecho de veto. La administración Bush ha preferido hasta ahora insistir en la vía diplomática para resolver los problemas con el régimen de los ayatholas, pero sí ha dicho estar decepcionada con los resultados del informe que esperan conocer en profundidad para analizarlo con sus socios y aliados. La primera ficha parece que deberá moverse en el Consejo de Seguridad, donde antes que nada, debe negociarse una nueva resolución con sanciones mas duras.

DECEPCION ESTADOUNIDENSE

Estados Unidos dice estar decepionado con la decisión irani de ignorar los requerimientos del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para cancelar sus programas nucleares. El Consejo de Seguridad, conocerá en las próximas horas, el informe elabordo por la Agencia Internacional de la Energía Atómica en el que se denuncia la peor de las alternativas: Irán ha desoido los requerimientos de la comunidad internacional y ha seguido adelante con sus programas de enriquecimiento de uranio. La situación ahora se hace todavía más delicada, por cuanto que Estados Unidos –con sus prácticas militares en aguas internacionales próximas a las costas iraníes- promete tratar la cuestion con sus socios y aliados. La diplomacia es la mejor de las soluciones, a tenor de las ultimas declaraciones, pero a nadie se le escapa, ni al secretario general de naciones unidas, Ban Ki Moon, la preocupación que genera la nueva situación. Los pasos inmediatos será seguir las decisiones del Consejo de Seguridad, donde habrá que negociar como primera salida nuevas resoluciones donde sanciones mas duras estarán a debate los próximos dias. Estados Unidos y Rusia son los que por tener derecho a veto y vivir situaciones muy diferentes serán los llamados a dirimir diferencias. China puede hacer de juez y parte, sin olvidarnos de que ha suscrito con Irán siete mil millones de dolares en contratos de gas. Francia y Gran Bretaña se supone estarán aliados con Estados Unidos quien hasta ahora sigue confiándoles la tarea de negociacion con Irán, pais con el que tienen aquí rotas todas las relaciones hace casi treinta años.