jueves, 11 de septiembre de 2008

Pakistán: primero atacar, despues avisar

George Bush ha elegido la calle del medio… Desde el pasado mes de julio las órdenes son atacar y después informar al gobierno de Pakistán de las incursiones que Estados Unidos pueda realizar en aquel país contra el talibán y los supuestos miembros de alcaeda que siguen encontrando refugio en las fronteras con Afganistán. La noticia -portada del periódico The New York Times- asegura que la decisión presidencial viene después de meses de estancamiento en la colaboración con las autoridades del gobierno paquistaní. La practica en estos ultimos siete años, había sido primero informar y recibir después la autorización del gobierno de Pakistán. Desde el pasado julio, George Bush ha elegido hacer las incursiones de fuerzas especiales estadounidense sin autorización previa y después –como hizo el pasado miércoles- ofrecer la información y sus resultados al gobierno de Islamabab. "No queda claro exactamente qué figura legal ha invocado Estados Unidos para llevar a cabo redadas, aunque sean limitadas, en suelo de un país amigo" -dice el periodico- que recuerda tambien que el jefe del ejército de Pakistán, general Kayani, ha sido el primero en advertir que "se defenderá la soberanía y la integridad territorial del país cueste lo que cueste" sin "permitirse que ninguna fuerza externa lleve a cabo operaciones dentro de Pakistán".