viernes, 19 de septiembre de 2008

Horas extras con el plan económico

La bolsa ha dejado el listón alto -368.75 puntos arriba en los valores industriales- tanto como para pasar un fin de semana de examenes. Los líderes del congreso y los gurus económicos de la administración Bush, junto con el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se han comprometido a hacer horas extras, estudiar un plan de choque para tranquilizar a los mercados, devolverles liquidez y comprar con el dinero de todos una crisis que están pagando bancos, entidades de ahorro, aseguradores y consumidores que piden tambien que alguien les eche una mano. Historias como la del matrimonio de Irma, ella con 74 años, su esposo con 83 y con una anualidad de 10 mil dólares en AIG son las que preocupan a democrátas y candidatos a la presidencia como Barak Obama dispuestos a abrir la caja de todos pero con especial interés de que llegue a esas familias que mas necesitan. (()) Bush ha escenificado hoy desde la Casa Blanca lo que algunos republicanos se han atrevido a calificar de socialismo. El presidente solo ha querido presentarse como intervencionista y eso gastando el dinero de los contribuyentes a sabidendas, esos eran los cinco segundos para la historia que acabamos de escuchar, a sabiendas que salvar aseguradoras –y hasta bancos llegado el caso- no solo esta justificado sino que es esencial. (()) Henry Paulson, secretario del tesoro, ha sido el encargado se explicar por donde pueden ir los tiros hasta llegar a la reforma de un sistema de controles totalmente obsoleto. Papa estado retirará de los mercados esos gastos que vendieron como liebres siendo gatos, hipotecas trampa que nadie pagaba, pero que se vendían en bancos al reclamo de buenos negocios. Ahora el dinero de los contribuyentes tendrá que ser destinado a sanear el sistema. La broma puede costar cientos de miles de dolares que Bush confía en recuperar, los menos optimistas, prefieren pensar que ese plan que desde ahora diseñan en la Colina del Capitolio en Washington no bajará en el mejor de los casos del trillón de dólares… demostración real de que de miles en miles… se llega tambien a billones como si todo siguiese siendo calderilla.