viernes, 19 de septiembre de 2008

Bush intervencionista, Irma jubilada

George Bush se declara intervencionista. La necesidad obliga y la crisis en los mercados es tan grave que el gobierno de los Estados Unidos considera que seguir inyectando miles de millones de dólares en el sistema, nacionalizando empresas, comprando acciones, no solo está justificado sino que es esencial. (()) Bush hablaba desde los jardines de la Casa Blanca después de que su ministro Paulson explicase en una rueda de prensa con solo dos preguntas que la tarea del tesoro será conseguir la confianza y liquidez de los mercados. (()) La tarea es elaborar un plan de acción urgente que con el visto bueno del Congreso –olvidándose de partidos y elecciones y trabajando horas extras este fin de semana- consiga llevar liquidez al sistema poniendo en circulación cientos de miles de dólares como los más de 250 mil., 20 mil hoy mismo, que han salido de la caja de todos para evitar males mayores…(()) Bush ha dicho que esto es un riesgo para el contribuyente, que espera recuperar el dinero, una esperanza que contrasta con los problemas de Irma, 74 años, casada con un hombre de 83 y que preguntaba que le aconsejan hacer con los 10 mil dólares que cobra como anualidad en la intervenida AIG… Bush solo ha venido a decir que la tranquilidad es ahora parte del patriotismo y que tener cien mil dolares en una cuenta de ahorros o de cheques siempre sigue estando asegurada por el sistema, un sistema –se reconoce ahora- donde los controles se han quedado obsoletos y hay que darles toda una vuelta de calcetín.