martes, 16 de septiembre de 2008

AIG, Lehman y... otras crisis

Cuando la tormenta económica ha llegado a categoría de huracán, solo un respiro como el que se ha vivido este martes parece un alivio. Las noticias no llegan a confirmarse, salvo que la Reserva Federal además de no bajar el precio del dinero, ha tirado de máquina de hacer dólares y ha decidido inyectar en el mercado de capitales la bonita cantidad de 140 mil millones de dólares… Nótese que de un tiempo a esta parte, la crisis protagonizada por las hipotecas basura, ha obligado a pensar que cuando se habla de millones de dólares estamos hablando de calderilla… lo que no es verdad. Y si no que se lo pregunten a quienes tienen algo que ver o perder en la primera aseguradora estadounidense, esa firma conocida por las siglas AIG, que los amantes del futbol conocen por ir adosada en el pecho de los jugadores del Manchester Club de futbol, ahora tambien seguro que pendientes de saber como encuentra su entidad patrocinadora los 75 mil millones que dicen tiene su agujero particular. La American Internacional Group lleva días tratando de encontrar dinero fresco para enjuagar sus deudas. Las acciones en bolsa no pueden bajar mas después de cotizar esta mañana a poco mas de 1 dólar y ratificar que en solo un año ha dejado por el camino mas del 93% de su valor. La solución que se barrunta y que cuentan en los mentideros económicos de este país tiene tarea doble… primero conseguir un crédito blando de ese dinero que la Reserva da al 2% y después vender parte de empresas con las que hacen todavía caja… Por ejemplo, una compañía de alquiler de aviones que reportaría en dinero fresco 50 mil millones de dólares. Una ventaja añadida para AIG es que estamos hablando de una aseguradora .que no un banco. Es decir que mañana por la mañana no van a ir sus clientes a reclamarle el dinero en ventanilla… Otra cosa claro esta son los acreedores a los que seguramente no podrán pagar lo que deben.
LEHMAN, OTRA HISTORIA
Cuando el rio suena agua lleva, pero el caso de Lehman Brothers tendrá siempre que pasar por los tribunales de justicia, para eso la declaración de bancarrota presentada hace 24 horas por el capítulo 11 exige que después de las soluciones que pueda encontrar la entidad, capacitada para negociar las posibles salidas a la quiebra mas grande de la historia - 621 mil millones de dolares- encuentre no solo el visto bueno de sus accionistas sino tambien el beneplácito de esa rama de la justicia que entiende en los Estados Unidos de bancarrotas sonadas. Desde el pasado fin de semana, cuando los gurús de la economía de este país, llamaron a capítulo en Nueva York a los grandes de Wall Street, Lehman ha estado en boca de todos. Se habló primero de Bank of America y despues de lo que hoy ha vuelto a ser noticia con la firma de la agencia Reuter. Los británicos de Barkleays vuelven a salir en los papeles como interesado en ayudar a salir de lparte de sus deudas al que fuera el cuarto banco mas grande de los Estados Unidos. Aquí, si hay algo seguro. La Reserva se ha frotado las manos, o mejor, ha dejado abierta la posibilidad que los diez bancos que pasan por ser boyantes constituyan y gestionen un fondo de 70 mil millones de dólares. Ese es el compromiso -a priori- destinado a evitar el pánico de los clientes a los que se les enseñaría un fondo para garantizarles siempre sus ahorros. Es curisoso que algunos medios se hayan esforzado este martes en contar a sus telespectadores hasta que cantidades tienen aseguradas en la cuenta correinte… Lo raro es que a veces no coinciden, pero como referencia entre tantos miles y miles que han desaparecido por arte de birli-birloque… es que los ahorros solo están garantizados hasta los 100 mil dólares… aunque los mas optimistas aseguran que la cantidad bien pudiera llegar hasta los 500 mil… Despues, aunque sea difícil de creerlo, tal y como ruedan las cosas, despues no hay nada seguro… salvo lo que nos dicen se ha convertido en lo mas urgente… salvar de la quema a bancos y aseguradoras si queremos afianzar el sistema.