lunes, 15 de septiembre de 2008

Lehman Brothers, quiebra por capítulo 11

Lehman Brothers presetará hoy ante los tribunales de justicia de Nueva York una solicitud de quiebra acogiéndose al capitulo once, lo que le permitirá al banco seguir negociando y trabajando para hacer frente a lo que se supone una deuda impagable. El cuarto mayor banco de los Estados Unidos intentará “reorganizar” sus negocios y tratará de ser rentable nuevamente. No hay ninguna ley federal que prohíba comerciar los valores de las empresas en bancarota. Acogerse al Capítulo 11 del código de quiebra significa que desde el Fideicomisario americano—brazo del Departamento de Justicia — se nombrará conjuntamente con el banco, uno o más comités para representar los intereses de los acreedores y los accionistas e intentar desarrollar un plan de reorganización que haga viable superar la insolvencia. El plan debe ser aceptado por los acreedores, tenedores de bonos, accionistas, y siempre aprobado por la Corte de Quiebras, aunque será esa corte si no hubiese acuerdo de las partes quien decida si el plan es viable y justo.