miércoles, 30 de julio de 2008

Casas por ley, ayudas para bancos

La urgencia obliga… George Bush convierte en ley con su firma el proyecto mas ambicioso que desde el pasado fin de semana con el visto bueno del Congreso estadounidense trata de ayudar a los mas de 400 mil estadounidenses que –sin rodeos- pueden quedarse sin techo al no poder hacer frente a los pagos de sus hipotecas. Los padres de la patria, los representantes y ahora el presidente con la firma de la ley tratan de poner paños calientes a una crisis que ha terminado por golpear a las instituciones financieras de este país. Bancos y empresas crediticias, las ultimas Fannie Mae y Freddie Mac, se tambalean cuando no entran en bancarrota después de poner en las cuerda floja un sistema al que ahora llega dinero fresco, 390 mil millones de dólares contantes y sonantes, aunque solo sea para seguir añadiendo números rojos a un déficit extraordinario que a principios de esta semana se reconocer supera los 480 billones de dólares.