miércoles, 9 de julio de 2008

Denali, parque de autobus

Llegar a Denali es llegar al parque mas inmenso de los que pueden presumir en tierra firme el gobierno de los Estados Unidos. Denali es exagerdamente desproporcionado, tanto como Alaska donde seria sencillo meter tres veces Espana y dejar todavia sitio de honor para presumir de la recien ganada Copa de Europa. Denali es mas grande que el estado de Massachussets y es un parque con carretera de ida y vuelta donde nadie puede ir por libre. Los coches privados, las caravanas que deambulan por todas las carreteras del estado, hasta los ciclistas, tienen que respetar el stop sagrado del prohibido el paso. Denali es de los pocos parques nacionales en los que se ponen puertas al campo. Solo es posible visitarlo en excursiones programadas y preparadas. Autobuses que van y vienen, -gratuitos unos, pagados los mas- se reservan por adelantado y hacen el viaje a la medida del consumidor. Esta vez, aunque advertidos, hemos reservado dos dias de excursion y descubrimiento. La primera parte, parada y fonda, solo fue hasta Savage River. Queda para manana la segunda entrega. Nueve horas de excursion con la comida en la mochila y la esperanza de acercanos a ver las nieves del McKinley desde mas cerca aunque sea siempre desde la distancia.