lunes, 28 de julio de 2008

Irak, otra imagen

El Pentágono es el encargado de seguir con papel y lápiz el regreso a casa de más de 24 mil de los 150 mil soldados desplegados en Irak. Este mes debe ser el del regreso a casa para un contingente que en estos últimos tiempos ha logrado el objetivo deseado: pacificar y devolver la seguridad a los pueblos y ciudades de Irak convertidas –lo es Bagdad, en el periódico Los Angeles Times- en fotos de portada con familias y niños corriendo por las calles. Las cifras y los números son la contraportada a la instantánea. Este pasado mes de junio todavía han muerto 420 iraquíes en lo que ya se supone no debiera ser una guerra. Claro que quien no se consuela es porque no quiere… Estos 420 muertos que ya parecen un escándalo son mucho menos si se compara con los 3700 civiles iraquíes que caían en el 2006, en lo que ha sido el peor julio que se recuerda después de la caída de Sadam Huseim.