miércoles, 10 de diciembre de 2008

Gobernador, está detenido


La vida sigue aún a pesar de un fiscal metementodo -lo más parecido a los fiscales de las películas made in usa- pusiese a los pies de los caballos al serbio americano Rod Blagojevich. La historia, dirán algunos, se repite. En estos seis últimos años, Blagojevich ha sido el gobernador del estado de Illinois. Un gobernador demócrata, el primero en treinta años, que había llegado al sillón prometiendo acabar con la corrupción. Y ahora, en su mejor momento, cuando un presidente electo ha montado su cuartel general en Chicago y en la capital -Springfield- preparan los fastos del centenario del legendario presidente Lincoln, ahora a Blagojevich le ha detenido la policia. Los sueños tienen a veces terribles despertares. Es la realidad la que acaba colocando siempre a cada uno en su sitio. Elliot Ness contra Al Capone. Chicago, años veinte. La mafia de guante blanco... o más negro según se mire. Blagojevich está acusado de traficar con la venta de un escaño del Senado al mejor postor. Obama deja el puesto y es el gobernador el encargado de asignar sucesor. Cosas de la política hasta donde ahora ha metido las narices la ciega de la justicia y esos implacables Ness que todavía quedan por Hollywood y por la vida real estadounidense. El fiscal federal Patrick J. Fitzgerald ha vuelto a ser el encargado de dar la cara. Al Capone era un truhán con pintas de señor. Elliot se maravillaba en público de sus trucos. Blagojevich trabajaba a lo grande pero dejando trazos gruesos que ahora le han obligado a escuchar lo que recientemente ya se temía: gobernador, está detenido. Lástima que las películas tengan obligadas segundas partes con terribles consecuencias. Los guionistas siempre podrán echarle mucha imginación. Obama tambien llega desde Illinois a la Casa Blanca. Sin decir nada, pero diciéndolo todo Blagojevich y Obama tenían algo en común: Antoin "Tony" Rezko. Tony era el acaudalado empresario que ponía dinerito en sus campañas, dólares por los que ahora -como los que soñaba en cobrar el gobernador- espera recibir sentencia por corrupción.