jueves, 16 de octubre de 2008

Joe Wurzelbacher, ganador sin voto

Joe Wurzelbacher se había hecho famoso por salir al paso de Obama y preguntarle eso tan español de que ahí de lo mío. (()) Joe quería comprar su compañía y se lo decía a Obama con estas palabras, preocupado por los impuestos y por hacer realidad el sinónimo el sueño americano. Ese mismo día habló hace con la cadena FOX, tan conservadora como quien anoche John McCain, le acabo por catapultar a la fama. Joe es el fontanero del día, ha vuelto a pasearse por los platos de televisión a contestar por teléfono a todos los curiosos, entre otras razones porque son muchos como él los que comparten números y preocupaciones. Joe es a priori un indeciso - lo sigue siendo- al menos hoy cuando no ha querido decir a quien votará el 4 de Noviembre. Cientos de miles de estadounidenses, como el, no saben todavía bien a que carta quedarse. Anoche muchos dieron más credibilidad a Obama que al candidato republicano. Las encuestas entre los televidentes en la CNN o la CBS dejan claro que el vencedor a los puntos fue siempre el demócrata, pero eso no quiere decir que al final cada uno mire al candidato con el color de sus propios intereses. The Washington Post se ha inclinado por nadar y gurdar la ropa al decantarse sin rodeos por el empate. Tampoco faltan confidenciales como Drudge inclinados por McCain. La empresa Nielsen dice que el debate fue seguido por más de 38 millones de telespectadores, algo menos que los 42 que vieron el precedente y mas de los 34 que vieron el primero. Lo último es que la agencia Reuters asegura en su última encuesta que si hoy fuesen las elecciones las ganaría Barack Obama por cinco puntos. Y lo que se confirma es que de ser así, el demócrata lo quiere celebrar en noche a lo grande en el Gran Parque de Chicago donde el cuatro de noviembre las temperaturas en la llamada ciudad del viento pueden ser bajo de cero.