jueves, 9 de octubre de 2008

George Busk pide de nuevo la palabra

George Bush no se rinde y anuncia por adelantado su intención de volver a repetir a los ciudadanos estadounidenses que la crisis tiene solución y que su gobierno está haciendo todo lo que es necesario para remediar una situación que salpica a las economías de todo el mundo. Bush hablará desde los jardines de la Casa Blanca antes de subirse al avión en el que viajará hasta Carolina del Sur y La Florida, habiendo adelantado su portavoz, Dana Perino, que el presidente quiere anunciar que el ministro Paulson tiene plenos poderes hasta para ayudar a bancos en apuros a los que haría llegar dinero fresco en lo que se anunciaba las pasadas horas sería como una nacionalización encubierta copiada a la Gran Bretaña donde las reglas del sistema bancario son bastante diferentes a las estadounidenses. Bush regresará a Washington de noche para recibir mañana sábado a los ministros de finanzas del G7 que participan aquí en la asamblea semestral del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. La bolsa de Nueva York volvía este jueves a cerrar por los suelos.