jueves, 9 de octubre de 2008

Estados Unidos quiere comprar bancos

Dinero contante y sonante es lo que hace falta, ideas y palabras nunca han faltado, por eso The New York Times lleva a su primera página lo que anoche adelantaba con campanillas. El Tesoro, lo que aquí es nuestro ministerio de economía, esta pensado dedicar parte de los 700 mil millones de dólares que tiene para curar la crisis financiera inyectar dinero fresco en las instituciones bancarias que asi se lo pidan. El rotativo no explica como pero si dice que seria la manera de dotar a los bancos de esa liquides que ahora no tienen y actuar de forma mucho más puntual y urgente en la recuperación de un sistema del que no todo es sacar las hipotecas basura del mercado. La idea es muy parecida a la aplicada por el gobierno de la Gran Bretaña, comprar acciones en bancos, intervenir sin nacionalizar, tomar parte de la propiedad y esperar a que luego las cantidades solicitadas al Tesoro puedan ser restituidas a la caja de todos. Henry Paulson, el titular de la cartera, ha dicho ya por adelantado que la acción no puede ser inmediata y que nadie espere resultados al día siguiente porque todavía puede haber más bancarrotas aunque hay recursos suficientes como para superar la crisis. Lo mas urgente, advertencia y con la que esta cayendo, lo mas urgente es recuperar la confianza de los inversionistas.
REUNION EN WASHINGTON
Los gurús internacionales de la economía tendrán la oportunidad de poner en común preocupaciones e ideas para soluciones sin barita mágica. Los responsables del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial llevan ya tiempo diciendo lo que piensan y cuales son sus diagnósticos para una crisis que ha dicho el Fondo Monetario Internacional en su ultimo informe frenara el crecimiento y hará que muchos países –España, esta en la lista- puedan tener que afrontar una seria y profunda recesión. El presidente del banco mundial, Robert Zoellick, lanzaba esta semana una idea no menos tranquilizadora: el G7 esta muerto y hay que buscarle alternativas, nuevo miembros, países emergentes y en crecimiento con capacidad de aportar velas en al entierro. La tarea se promete complicada y para nada ayudan ejemplo como los protagonizados por directivos de la aseguradora nacionaliza por los estados unidos AIG. Mientras el gobierno estadounidense aprueba nuevas inyecciones por valor de 24 mil millones de dólares, ahora demócratas de Califonia denuncian que siete altos ejecutivos de la empresa disfrutaban de unas vacaciones de lujo en un exclusivo hotel de la costa oeste de los estados unidos.