sábado, 11 de octubre de 2008

...cuando hasta los ¨pobres¨ tienen voz

La Asamblea del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial bajará este doningo su telon sabiendo que los grandes países industrializados y los países emergentes están comprometidos con un objetivo común… resolver una crisis financiera donde nadie –ningún pais desarrollado o en desarrollo- puede mirar hacia otro lado. George Bush se ha ocupado este fin de semana en repetir que "Mientras nuestros países confrontan desafíos particulares a nuestros sistemas financieros individuales, debemos seguir colaborando y garantizar que nuestras acciones se coordinan". Se lo decía primero, en la Casa Blanca al llamado grupo del G7 y lo repetía luego en el G20, reunión a la que no ha tenido hasta la fecha ninguna intención de asistir y donde se ha interpretado con urgencia –lo decía el ministro brasileño Mantega- la gravedad del momento que se esta viviendo. La jornada del domingo sera por fin la que ponga el punto final a las palabras y a las mejores intenciones, a primera hora aquí –cuando sea las tres y media de la tarde en españa- el vicepresidente y ministro de economía español Pedro Solbes explicará a los medios acreditados en la Asamblea del Fondo y el Banco Mundial las novedades -si la hubiese- de lo que nos toca esperar mañana lunes cuando abran los mercados y vuelva a ponerse a prueba la confianza de los ciudadanos y la liquidez de algunos bancos que ahora se venden y se compran con el dinero de todos.