martes, 28 de octubre de 2008

Faltan 7, faltan 6 y ...

Solo siete días y a estas horas, en una semana, los Estados Unidos habrán elegido a quienes será su cuadragésimo cuarto presidente…Tardaremos algún tiempo en conocer el resultado pero ya sabemos que será un senador, algo que no ha ocurrido desde que hace mas de cincuenta años Jonh F Kennedy llegase a la casa blanca, y ademas un senador zurdo se llama Obama o se llame McCain (()) Los seguidores de Jonh McCain se daban hoy el gusto de soñar en voz alta, un grito que se repite en cada uno de los mitines que los candidatos hacen por estados en los que el voto de indecisos puede inclinar la balanza. Pensylvania, Virginia, Carolina del Norte, La Florida. El mapa en la costa este se reduce y el mejor voto es el voto que llega a las urnas. (()) Obama ha seguido pidiendo atenciones, no detenerse ni por el mal tiempo, votar por adelantado, algo que esperan que hagan en esta ocasión mas de un tercio de la población. La ilusión es tambien una novedad a estas alturas. Hay colas en los 32 estados donde los electores pueden votar hoy como si ya fuese el cuatro de noviembre, una garantía que buscan los candidatos para evitar las prisas o los problemas de ultima hora. La ventaja, comprobar si todo funciona y si como a veces sucede las irregularidades saltan a la vista… el ejemplo máquinas que votando demócrata acaban dando resguardo de haber votado republicano.
900 DE UNA VEZ
Seis y descontando… La carrera es al sprint, poco importa que la bolsa gane 900 puntos, que la Reserva Federal recorte un cuatullo o medio punto el precio del dinero... Ahora la economía es no ahorrar kilómetros para ganar votos y cantar antes que nadie –lo hacen los demócratas, lo hacen los republicanos- cantar y soñar antes con la victoria. (()) John McCain ha tenido que pedir la dimisión del senador republicano con más años en el capitolio de Washington. Ted Stevens ha sido condenado por corrupción y eso duele cuando las encuestas dicen que ganar puede acabar estando en un pañuelo. (()) Barack Obama llegará esta miércoles hasta La Florida, está como en aquellas primarias del mes de enero tocando el paraíso, ilusionado e ilusionante, soñando con el cambio y prometiendo ganar para dar el protagonismo que en los Estados Unidos siempre han tenido las clases medias.