miércoles, 11 de marzo de 2009

Marcando diferencias... en tiempo de crisis

A grades males, grandes remedios... Será por echar carne en el asador, se dijeron las mentes preclaras de la cadena NBC. Estamos en crisis, vivimos en crisis y nadie puede ser ajeno a la teoría de la salvación. No pregunte usted qué van hacer por mi, hágalo y si además es solidario cuéntelo en la televisión y en uno de los informativos serios que se ven en este país. La saga solo ha hecho que empezar. Cada noche, cuando en la costa este se pone el sol, los buenos samaritanos toman al asalto la contraportada del telediario que firma Brian Williams. El mensaje es tan claro como el agua. Obama está en la Casa Blanca repartiendo miles de millones de dólares, pero usted puede hacer más que nadie por salvar esta nación. Carolina del Norte, Alabama, Illinois, Georgia... los ciudadanos del norte y del sur, del este y del oeste saben que todos a una son formidables. Hay quienes ayudan a dar de comer a los indigentes, quienes colaboran en evitar gastos en bebidas alcohólicas, quienes reparten billetes de dos dólares con la esperanza de cambiar de suerte... Todo vale para salir en la tele, para dar empujones de esperanza a quienes perdieron la buena estrella. Todo vale en un país en el que sin sonrojos, al grito de solidaridad se puede acabar lo mismo contando los días que pasan unos rehenes en manos de sus captores a los buenos y generosos samaritanos que campan por este otro mundo de Dios.