miércoles, 6 de agosto de 2008

Salim Handam a la espera de penas


Todos contentos, quizás sea el reo Salim Handam el único que lleva la procesión por dentro. El que fuera chofer de Bin Laden ha protagonizado el primer juicio de los tribunales militares especiales que trabajan en Guantánamo. La culpabilidad de Handam estaba asegurada, pero los seis jefes y oficiales que dictaron su veredicto sorprendieron a todos al exonerarle del cargo de conspiración terrorista. Tres días en jornadas de ocho horas han tardado los militares en encontrar culpable a Salim Hamdam. Desde hace unas horas deben ponerse de acuerdo en la pena que impondrán a uno de los detenidos que la administración Bush ha presentado como más valioso por su relación con Alcaeda y mas buscado terrorista del mundo. Salim ha terminado con siete años de sequía para repartir justicia en Guantánamo, lo más llamativo es que tambien podrá ser el primero que a pesar de su culpabilidad y a falta de conspiración pueda librarse de la pena capital.