miércoles, 6 de agosto de 2008

Antrhax: El FBI obligado a confesar

Los familiares primero. Esa es la excusa del FBI para retener todavía ahora una información que los medios de comunicación estadounidense empezaron a adelantar el pasado viernes y que ahora debe ser aclarada por la agencia policial. El FBI explicará las líneas de trabajo que ha seguido durante años para investigar los misterios que han rodeado y rodean a los envíos postales y terroristas con esporas asesinas de ántrax. El viernes pasado fue el día que Los Angeles Times levantaba la liebre al informar del suicidio de un científico militar a quien se relacionaba directamente con las cinco muertes y decenas de heridos que provocaron aquellos envíos después de los atentados del 2001. Un juez federal ha levantado hoy definitivamente todo lo secretos por lo que se espera de un momento a otro que –cumplido el tramite oficial de dar primero la información a los familiares de la víctimas y afectados- las líneas de investigación del ántrax sean hechas públicas para conocimiento general.