martes, 26 de agosto de 2008

Clinton, a las 3 am.

Los Clinton recogen el testigo de la fiesta democrata con la obligacion /esta noche Hillary, manana Bill- de cerrar una larga carrera por llegar a la casa que ha puesto a mas de uno /la delegada por Nueva York Dilia Rodriguez, por ejemplo/ entre la espada y la pared.(()) El mensaje es tan claro como el agua, pero la solucion o la receta para conseguirla es la que esta noche Hillary debera escenificar con algo mas que buenas palabras. (()) Las primeras consecuencia, saltan hoy a la vista, John McCain ha puesto en circulacion un curiso anuncio donde agradece a Hillary su apoyo. Saber que Obama no esta preperado para coger el telefono que suena a las 3 de la manana en la casa blanca se cponsidera por los republicanos una aportacion fundamental de la hoy senadora, ayer primera dama. Yo soy Hillary Clinton, y no aprueba ese mensaje ha sido su inmediata respuesta.