lunes, 11 de agosto de 2008

Rusia, en la picota por Georgia

El consejo de seguridad de Naciones Unidas ha intentado sin conseguirlo consensuar ideas, redactar una resolución donde Rusia puede firmar y no vetar el acuerdo de paz que todos quieren llegue a Georgia lo antes posible, un acuerdo que los Estados Unidos, el presidente Bush en cuanto ha puesto de nuevo pie en la Casa Blanca, dejaba muy bien delimitado (()) El Gobierno ruso tiene que respetar la integridad territorial y la soberanía de Georgia. El Gobierno ruso tiene que revertir el curso en el que parece que está y aceptar un acuerdo de paz que obligase a un alto el fuego inmediato, retirar las tropas de la zona de conflicto y recuperar el "status quo" anterior al 6 de agosto con el compromiso de abstenerse del uso de la fuerza. Bush no se ha andado por las ramas y en su declaración desde la rosaleda de la Casa Blanca ha vuelto a calificar de inaceptable la operación rusa con añadidos que no debieran pasar desapercibidos por el Krelim (()) "Rusia ha invadido a un Estado vecino soberano y amenaza a un Gobierno democráticamente elegido por sus ciudadanos. Una acción así es inaceptable en el siglo XXI"