martes, 26 de agosto de 2008

Denver: otra cara, otros miedos

Cuando el rio suena, agua lleva y al final… Lo que fue una primicia de la CBS local adelantada de madrugada y con todos los reparos por Radio Nacional de Espana se ha convertido ahora en preocupacion con obligadas explicaciones. La policia ha llevado ante un juez a los cuatro neonazis -entre los que estaba Tharim Gastrell, 28 anos- joven al que detenian el pasado domingo por casualidad y por conducir de forma erratica un caminon alquilado. Del hillo se llegaba al ovillo. Se intervenia un rifle con mira telecopica, chalecos antibalas, walkie talkis y a una pequena red de colaboradores /tres personas mas, una mujer entre ellas/ capaces incluso de intentar huir saltando por una ventana de un hotel y rompiendose en su caida un tobillo. La policia en Denver ha dicho de inmediato que no se puede hablar de atentado, que solo eran planes mexclado con el uso de drogas para asesinar al candiato democrata Barack Obama. Las proximas horas nos ayudaran a saber que opina el juez, a quien pro cierto no le ha faltado trabajo este martes cuando ha tenido que decidir la suerte de los cien detenidos que pasaban la noche en dependencies policiales despues de manifestarse de forma violenta por las calles centricas de la ciudad de Denver.