miércoles, 27 de agosto de 2008

De Clinton a Clinton y... a contar que ya es hora

Los democratas saben que se la juegan, que tienen esta noche que hilar fino y saber que su votacion para elegir candidato a la presidencia de los Estados Unidos –sea cual sea el resultado- va tener cien mil interpretaciones. (()) Tantas como hoy, incluso para los republicanos, ha tenido y tiene la que fue la noche mas hermosa conseguida por Hillary Clinton dispuesta a saber y contar cuantos delegados tiene ella y cuantos a quien ha reconocido como su candidate. (()) Este no es otro que Enric Cisneros, fue ministro con Clinton y ahora lo tiene mucho mas claro que quien fuera su presidente. Bill esta noche tiene la palabra, puede contar en alto o puede hacer como manana dicen que hara con Obama mutis por el foro…(()) Otro cantar, otra moneda /para el enemigo que senalaba Hillarty Clinton/ quedara reservada para el aspirante a vicepresidente Joe Biden. El senador por Delaware sabe hablar, sabe poner el dedo en la llaga… y eso es lo que piden a voces que se haga con Jonh McCain en la familia democrata.
POLICIA, POLICIA

La justicia dijo que faltaban pruebas, pero la policia en Denver ha hecho todo menos bajar la guardia. Las drogas y las armas, las ideas neonazis y un candidato afroamericano son mezclas dificiles de digerir pero insuficientes para llevar a prision a personas de carne y hueso que no fueron mas alla de expresar ideas o poner en voz alta proyectos que no han pasado de simples alucinaciones. La realidad, en todo caso, es que moverse por las calles de Denver es en horas punta toda una odisea. Caller cortadas, quitamiedos, hombres de Harrelson haciendo ejercicios malabares subidos en los estribos de coches todo terreno, antidisturbios con botes de humo y bolas de goma, policies de toda clase y condicion… en bici, en moto y a caballo y un protestodromo donde esta noche pasada tiraban fuegos artificiales /pocos pero de verdad/ al parece en jornada de pruebas y en sustitucion de lo que no seran en el Invesco Film la noche de globos que tiene toda convencion cuando el candidate acaba de pronunciarf su discurso de aceptacion.