miércoles, 27 de agosto de 2008

Los misterios antes de la apoteosis

Antes de la apoteosis, antes de que manana Obama pronuncie su discurso de aceptacion, esta noche es la hora de la verdad. Los democratas han recuperado una costumbre que el tiempo y la correccion politica hizo olvidar para las convenciones de los grandes partidos… Desde los anos sesenta no se ha visto lo que vamos a ver hoy en DENVER: que el plenario de la convencion vote entre dos candidatos a quien elige para ganar la presidencia de los Estados Unidos. Treinta y seis millones de votos repartidos entre Obama y Hillary, casi a partes iguales con ventaja para el primero, han acabado en este desaguisado que antano podia prolongarse durante 20 dias y provocar hasta cien votaciones diferentes. Esta noche todo tiene que estar atado y bien atado para que la imagen de unidad del partido, siempre de interpretacion libre pero para muchos cogida con alfileres, no acabe saltando en mil pedazos. Bill Clinton, despues de Hillary, sera hoy el referente de todas las miradas… Las diferencias saltan de entrada a la vista. Anoche su mujer dijo la ultima palabra, esta vez en el Pepsy Center, donde se espera repetir un lleno hasta la bandera, el broche de oro y los aplausos de la convencion tienen que ser todos para Joe Biden, el candidate a la vicepresidencia y el ticket que Hillary ha valorado como el mejor. … El aplausometro tendra que ponerse en hora y las soluciones a tantas y tantas incognitas como la que nos esperan en este tercer dia de reuniones y trabajos democratas llegaran a muy altas horas de la madrugada en el horario espanol