jueves, 5 de junio de 2008

Jalid Sheij quiere morir como un mártir

Jalid Sheij Mohamed ha conseguido lo que perseguia... Todo el mundo habla de su confesión, de ese deseo de morir como un martir, de poder defenderse por si mismo ante el tribunal militar que lo juzga, de noescuchar los consejos del juez Ralph Colman, coronel de marina, que aceptaba la decision del acusado de ser el cerebro de los atentados del 11 de septimbre y de mas de 33 actos terroristas entre los que ha confesado la decapitacion de Daniel Pearl, corresponsal del periodico The Wall Street Journal El riqpipo de abogados defensores se ha quejado del poco tiempo que han tenido para preparar un proceso que coincidirá con la campaña de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Ademas han pedideo la suspensión de la vista al considerar que los cargos por los que pueden encontrar lapena de muerte los acusados se obtuvieron por coacciones y torturas.
DEFENSA SOY YO
Jalid Sheij Mohamed el cerebro de los atentados del 11 de septiembre ha pedido morir como un mártir y eso es lo que puede conseguir, si el tribunal militar que esta mañana empezó la vista en Guantánamo, le considera culpable como a sus cuatro colaboradores de los cargos de los que se les acusa… en su caso preparar y ser el arquitecto de los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y Washington El tribunal militar, el juez coronel de marina Ralph Colman escucho cantar y rezar al acusado, advirtiéndole que tenia derecho a un abogado defensor que Salid rechazo porque prefería defenderse solo. La imagen de Jalid es muy diferente a la que conocíamos de fotos anteriores, luce barba muy larga y una túnica y gorro blanco que al parecer es igual al que utilizan los presos de Guantánamo, la base militar de los estrados unidos e la isla de cuba a donde era trasladado en 2006 después de haber estado hasta entonces encerrado en cárceles de países extranjeros. Esta mañana, abogados militares como el que escuchamos, hacían a los medios de comunicación declaraciones como este, insinuando que su planteamiento para defender a los supuestos miembros de Alcaeda era pedir la anulación de la vista que los cargos de los que se acusa a los convictos fueron obtenidos por coacciones y malos tratos.