viernes, 6 de junio de 2008

Hillary, Obama y el futuro

Tiempo al tiempo, de momento, la pasada noche –madrugada en España- Obama y Hillary han tenido la oportunidad de hablar sin intermediarios. Queda mucho por saber de esa reunión que pedía Hillary y que se ha celebrado en la casa de Dianne Feinstein, senadora californiana, pero al menos Obama ya sabe a que a tenerse cuando mañana la senadora anuncie a sus mas fieles que se retira de la campaña y que apoya al senador por Illinois. Barack Obama tiene previsto cargar pilas en Chicago hasta el próximo lunes, eso dicen quienes elaboran su agenda de trabajo, aunque es verdad que a muchos –sin pisar en el suelo- les hubiera gustado verlo en el último mitin que mañana protagoniza en Washington la senadora Clinton (()). Después de 17 meses, los demócratas, los 23 congresistas neoyorkinos –senadores y representantes, como José Serrano al que escuchamos- hasta ayer partidarios de ver a Hillary en la Casa Blanca han hecho público su apoyo incondicional a Obama. Las piezas del tablero se mueven con prisas (()) Maria Cardona, portavoz latina de la senadora, corregía y dejaba en su justo sitio los deseos de muchos de ver a Hillary como vicepresidenta. (()) Esa decisión se hará esperar y como dice Obama es una de las mas importantes que debe asumir antes de llegar a la presidencia, lo que no quita para que demócratas tan influyentes como el senador neoyorkino Charles Schumer haya hecho saber que Hillary aceptaría la propuesta encantada mientras que el presidente Jimmy Carter asegura que sería una gran equivocación.
BOB KENNEDY, 40 AÑOS

Los demócratas están empeñados en pasar página, en hacer de la historia una mínima referencia y mirar a un fututo nuevo como el que se empeña en vender y le han comprado a su candidato Barack Obama. (()) El 40 aniversario hoy del asesinato de Robert Kennedy es una mera
referencia en medio de las muchas noticias políticas que ha provocado el final del proceso de primarias para los dos partidos mayoritarios. (()) Los demócratas, los 23 congresistas –senadores y representantes, como Jose Serrano al que escuchamos- hasta ayer partidarios de ver a Hillary en la Casa Blanca han hecho publico su appoyo incondicional a Obama. Las piezas del tablero se mueven con prisas (()) Maria Cardona, portavoz latina de la senadora, corregía y dejaba en su justo sitio los deseos de muchos de ver a Hillary como vicepresidenta. Tiempo al tiempo, de momento, la pasada noche –madrugada en españa- Obama y Hillary han tenido la oportunidad de hablar sin intermediarios. Queda mucho por saber de esa reunión que pedía Hillary y que se ha celebrada en la casa de Dianne Feinstein, congresista californiana, pero al menos Obama ya sabe a que a tenerse cuando mañana la senadora anuncie a sus mas fieles que se retira de la campaña y que apoya al senador por Illinois. Barack Obama tiene previsto cargar pilas en Chicago hasta el próximo lunes, eso dicen quienes elaboran su agenda de trabajo aunque tambien es verdad que a muchos –sin pisar en el suelo- les hubiera gustado verlo en el ultimo mitin que mañana protagoniza en Washington la senadora Clinton .