viernes, 20 de junio de 2008

El velo y el Islam persiguen a Barack Obama

No solo de dinero vive la campaña electoral estadounidense, ahora Barak Obama -que ha rechazado 84 millones de dólares de ayuda pública- se ha visto en la necesidad de dar a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar. El candidato demócrata ha tenido que pedir perdón pero quieren más. Dos mujeres con velo árabe y de fe islámica son las protagonistas. Su historia tiene mucho que ver con lo más rastrero de la campaña presidencial. Un mitin en Detroit, estado de Michigan. Los voluntarios de Obama colocan a los elegidos detrás del podio que enfocarán todas las cámaras. de televisión. Hebba Arek y Shimaa Abdelfadeel aparecen con sus velos en escena. Imposible, ustedes fuera. La posibilidad de que alguien vuelva a confundir a Obama con el Islam es demasiado peligrosa. El candidato ha hecho publica su fe cristiana aun a pesar de reconocer que su abuelo práctico el Islam. Suficiente, entonces, como para mandar mensajes equívocos pensaros los voluntarios a los que ahora tiene que enmendar la plana el candidato. Las dos mujeres esperan más que la llamada telefónica y personal que les ha hecho Barack Obama. Algunos medios de comunicación en Detroit y Chicago llevan días mareando la perdiz… La historia ha llegado ya a Washington donde puede perderse o hacerse tan importante como el último rumor: John Edwards y Sam Nunn aparecen como muy colocados en la lista de posibles aspirantes a la vicepresidencia con Obama.