jueves, 5 de junio de 2008

Hillary , despedida en cámara lenta

Por sus obras les conocereis… Hillary Clinton ha querido esperar hasta el sábado para preparar su despedida. Su adiós llegará después de diecisiete meses de campaña, cinco de primarias y haber gastado mas de la cuenta. Ella debe 23 millones de dólares. La primera orden de quien dice adios sin bajar la cabeza es pagar lo que se debe a sus contratado y hacerlo antes del viernes. El sábado ha elegido Washington –que no Nueva York, donde no conocer la derrota- para despedirse de momento y por lo menos durante los cuatro próximo años de un sueño llamado presidencia y elegir las palabras con las que subirse al carro de Barak Obama. El candidato demócrata se dará tiempo para elegir a su vicepresidente y su decisión será otra baza con la que jugar –como el republicano McCain- mirando a las elecciones del 4 de noviembre. Si Hillary quiere ser vicepresidenta no será ella quien deba de decirlo, claro que al menos si lo dice borraría a muchos la idea de que la senadora sigue pensando que Obama no es el buen candidato con el que ganar la Casa Blanca y si la pierde, ella misma podría empezar de nuevo la carrera el cinco de noviembre.