sábado, 7 de junio de 2008

Hillary en su hora mas amarga

Hillary Clinton conocera este sábado el sabor amargo de la derrota. La senadora por Nueva York, aspirante a ocupar la presidencia de los Estados Unidos, se ha visto obligada por los popes de su partido a tirar la toalla y reconocer la victoria de Barack Obama.(()) Fabiola Rodríguez lo explicaba sin salirse una sola linea del guión. Hillary Clinton no ha hecho desde el pasado miércoles apariciones públicas, se vió con Obama el jueves y en Washington en la casa de una senadora por California, se despedía el viernes de sus mas inmediatos colaboradores y este sábado cuando sea aquí mediodía, se va al Museo de los Edificios, casi a las faldas de la Colina del Capitolio a decir que Obama es el mejor y puede contar con ella.(()) Roel Campos, como su jefe Obama estarán atentos a todo lo que pueda decir la senadora Clinton. En sus palabras estará la clave de cuanto de entendimiento queda despues de cinco meses de pelearse con todo en unas primarias que pocas veces recuerdan por estos pagos.
REPARTO DE PAPELES
Llega la hora de la verdad y Hillary Clinton prefiere que otros, como la congresista neoyorkina Nydia Velásquez pregone cuales pueden ser sus virtudes ahora que esta dispuesta a tirar la toalla y ayudar a Obama para alcanzar la presidencia. (()) Nydia Velásquez fue la encargada de preguntar a Hillary si aceptaría la vicepresidencia caso de que Obama se la ofreciese… pero eso era querer matar un pajaro de dos tiros. (()) Ese momento va a ser algo mas que lo que dice Fabiola Rodríguez, sera la hora de la verdad, donde podrá saberse que hubo detrás de la conversación cara a cara que el pasado jueves y de noche celebraban los dos aspirantes en la casa neutral de una senadora californiana. Obama quiere manos libres, Hillary ya hace bastante con tirar la toalla. The Washington Post tiene una curiosa forma de ver la historia… Obama sera el canadidato demócrata a presidente que mas dinero y millones ha levantado y levantara en unas eleccions presidenciales y ademas sin contar con lobbys o corporaciones. El periódico calcula que la obabamanía puede llegar a recaudar una cifra tan astronómica como 4.500 millones de dólares… Bush en sus mejores tiempos conseguía 95 y ya era increíble… Por eso con esas previsiones, pagar a Hillary sus números rojos es calderilla y pegarse con el republicano McCain puede acabar resultando un juego de niños.