lunes, 11 de septiembre de 2006

BUSH, 11 S, 7 N


George Bush capitaliza en primera persona el quinto aniversario de los atentados del once de spetoembre. El presidente sabe que las elecciones de mitad de mandato el proximo siete de noviembre obligan a –primero a no olvidar- pero siempre a presumir de lo que se ha hecho para vivir cinco años sin atentados en suelo estadounidense. George Bush que en esta pasada semana defendia sus esategias mas polemicas, los programas secretos de la cia entre ellos y sus carceles secretas para interrogar a supuestos terroristas, se ha vestido de riguroso luto para asitir en los proximos minutos y durante todo el dia a los actos conmemorativos que desde nueva york, pasando por pensylnavia y acabando en el pentagono concluiran para el en un mensaje a la nacion, desfde el despacho oval, cuando sean la nueve de la noche. El sentir general pasa por aceptar que hace cinco años, un dia como hoy, cambiaron los Estados Unidos y cambio el mundo. La zona cero en Nueva York –el gran agujero todavía vacio en el corazon de la gran manzana- es la imagen que habla por mil palabras. Detrás quedaran, durante muchos años mas, las consecuencia: las que sufren y padecen en primera persona miles de afectados –entre ellos bomberos y policias con los que acaba de desayunarse el presidente de los Estados Unidos- policias y bomberos que siguen pagando en su salud las consecuencias de las que fue hace cinco año su desinterada ayuda en socorro de las victimas.