viernes, 22 de septiembre de 2006

2974


Llego la temida cifra, 2974, el número de estadounidenses muertos en Irak y Afganistán, que por desgracia supera en uno al de las víctimas de los atentados del once de septiermbre del 2001 en Nueva York, Washington y Pensylvania. La contabilidad la ha hecho de madrugada la agencia Associated Press y asegura que solo en Irak, después de una exitosa invasión, el número de soldados y civiles estadounidenes muertos supera en diez a las bajas sufridas en Afganistan, pero que sumadas alcanzan la fatídica cifra de los 2974 muertos. Los datos son de poner los pelos de punta y se completan con el recordatorio de que solo en Irak, en los meses de julio y agosto, los atentados de la llamada insurgencia se cobraban la vida de 6599 inocentes irakies. Las estadísticas de muerte permiten recordar a los Estados Unidos otras intervenciones armadas, la referencia obligada con la que tambien juega el presidente de los Estados Unidos es la Segunda Guerra Mundial donde si en el ataque japonés a Pearl Harbor fallecian 2390 personas, en los diferentes frentes de batalla junto con las tropas aliadas los estadounidenses perdieron a 405.399 compatriotas.