jueves, 6 de noviembre de 2008

La economía, asignatura Obama

Prioridad extraordinaria tanto como para que la economía sea la asignatura a la que Barack Obama dedique codos y horas extraordinarias después de haber acabado los deberes para convertirse en presidente electo de los Estados Unidos. George Bush pedía esta mañana en la Casa Blanca a todos sus colaboradores aplausos de admiración y solidaridad para con el hombre a quien le ha caido tambien encima un muerto de consecuencias todavía impredecibles. La crisis economica ha sido, es y será su primera e inexcusable prioridad. En las próximas horas, Barack Obama ha convocado una rueda de prensa, sera mañana viernes su primera comparecencia publica y en ella es muy posible que anuncie quien es el elegido para gestionar la cartera economica, una secretaria del tesoro que parece se decidirá en el deshojar de una margarita.. Lawrence Summers y Timothy Geithner, un veterano de tiempos Clinton o un tecnócrata director del banco central de Nueva York, uno de esos gurús que tiene que decidir con Ben Bernanke si sube o baja el precio del dinero. Ranh Emanuel, representante en el capitlio de Washington por el estado de Illinois, acaba de aceptar convertirse en el jefe del gabinete Obama y coordinar las tareas del ejecutivo
ECONOMIA, LA ESTRELLA
Además… Esa es la razón por lo que han pasado a segundo plano otros compromisos que a la vista de la que esta cayendo solo se quedan en anécdotas sin dejar de ser importantes. Barack Obama esta mañana ha recibido su primera clase de seguridad con esas carpetas de sello exclusivo TOP SECRET que tanto vemos en las peliculas. Pero por eso, y porque siempre la realidad supera la ficción, el presidente electo sabe que las turbulencia de momento vienen por otros lares… por saber y tener soluciones para un desempleo como el que no se conocía desde hace 25 años, por devolver la confianza perdida a las clases medias, por consumir para que la maquina economía estadounidense no se pare o se desacelere como se teme y hasta por mirar a la bolsa y no salir corriendo cuando por segundo dia consecutivo desde el 4 de noviembre que Obama ganó las elecciones se viste de rojo y manda una señal de que aquí no puede haber respiro.