martes, 4 de noviembre de 2008

El otro 4 de noviembre

Los demócratas prometen ser este martes después del primer lunes de noviembre los que se ganan los mejores premios que salen de las urnas. Hay que renovar y elegir para los dos próximos años a la totalidad de los representantes que se sientan en la cámara baja del capitolio de Washington, decidir quien será el tercio de nuevos padres de la patria que, durante los seis años que siguen, tomarán posesión de uno de los cien escaños –dos por cada estado- que tienen desde el senado un poder legislativo casi infinito si uno de los dos partidos contendientes alcanzara los 60 representantes. Las elecciones son tambien un buen momento para plantear cuestiones generales de alto interés social. Con estos referendums se puede ayuda a movilizar a la población y decidir sobre asuntos considerados de interés especial. Los matrimonios entre personas del mismo sexo, la identificación de emigrantes, la investigación con células madres… son asuntos a los que añadir todavía la elección de once gobernadores, puestos desde lo que tambien se puede aspirar a acceder a la Casa Blanca.