lunes, 17 de noviembre de 2008

ERE, mi niño. Busco trabajo

Se ha terminado la primera parte. Estoy con un pie en la calle. Huele a crisis. Los paises desarrollados y emergentes acaban de celebrar Cumbre en Washington. Estuve cerca, como siempre solo cerca. Hice de portero una vez más. Complejo de rompe puertas hasta el último minuto. Periodista. Y ahora, por ser español y europeo, puedo decir que estoy de vacaciones. Disfruto de mi primer día de camino hacia la jubilación anticipada. ERE. Lo que son las cosas. Unos tanto y otros tampoco. ERE, mi niño. Lo tomas o lo dejas. Me dejaron escoger. Esta mañana voy a colocarme el cartel de PERIODISTA EN PARO. Aquí, en RevilloBlog, en esto que solo es una manera de llevar mi propio archivo a cuestas, digo que no estoy prejubilado. Que no van a pre-jubilarme por decir ERE mi niño. Que no quiero esperar a que Pedro Solbes me explique por qué esto es más barato. Que no puedo ni quiero tener que decir en los Estados Unidos que nuestro sentido del estado de bienestar nos deja en casa con el siete por ciento menos del sueldo que nos daban en el tajo. No, no quiero decir ERE mi niño aunque coja el dinero y corra. Que el paro en los próximos años, con el dinero de todos que ahora dan tambien a los bancos, con el dinero pagado en impuestos, me coloque en casa mirando a las musarañas. Esto es solo un grito. No, no quiero decir ERE mi niño aunque me lo pongan a huevo. No quiero cobrar el paro, quiero seguir siendo periodista, en activo y con las botas puestas. Eso que siempre fue mi ilusión, mi alegría, mi vida. No quiero decir ERE mi niño. Y lo siento, porque quien me lo dió todo, quien me enseñó, quien ahora me dice toma ERE mi niño prefiere dar muerte a los mensajeros cuando los tiempos se han vuelto difíciles. Radio Nacional de España fue y será hasta el próximo uno de enero mi casa. Cuantas horas, cuantos días, cuantas historias personales y profesionales se quedarán allí dentro. Alguien dijo cuando se iba con lágrimas en los ojos, esta ya no era mi casa. No, Fernando, es y sigue siendo nuestra casa. La que nos dio casi todo, la que hoy han tomado al grito de es nuestra sin saber que pueden deshacerla por un puñado de estúpidas vanidades. ERE, mi niño. Aquí hay cera para mucho tiempo, aquí y ahora hay un periodista en paro buscando hacer lo que siempre solo quiso y soñó hacer desde que correteaba y jugaba entre las linotipias del periódico familiar. Revillín, guerra. Aquí y ahora, desde el primer cuento que mi abuelo publicó orgulloso en El Pensamiento Astorgano hasta mi última crónica el pasado domingo, en la radio de todos. Aquí y ahora digo: estoy libre. ERE, mi niño. Busco trabajo. Quiero seguir siendo y seré hasta que me muera un periodista. Se admiten apuestas. Se admiten ofertas.

21 comentarios:

victoriano dijo...

Un maestro es un maestro siempre....¿un maestro en paro?...no puede ser¡¡¡.....para los de la vieja escuela sigues siendo inspiración.

Anónimo dijo...

Nada de venirse abajo....REVILLIN GUERRA

muriel dijo...

ERE tus coj...

qué pena que lo que sobren en nuestro país sean desagradecidos!.

Animo que la buena gente siempre sale adelante, a pesar de la "ayuda" de la mala.

Un fuerte abrazo

murielito

Anónimo dijo...

Al grito de REVILLÍN GUERRA de nuestra amiga, nosotras gritamos desde Valencia: REVILLÍN ÁNIMO!

Nur dijo...

Como dice Victoriano, un maestro es un maestro siempre. No solo seguiras siendo una inspiracion, sino un gran amigo y compañero. Te echaremos de menos en las ondas, pero seguro que pronto habra algun listo que utilice toda esa fuente de sabiduria que tu aportas.

Jesus Abad dijo...

Para mí, usted, tú, eres un referente. Siempre te he admirado y ahora todavía más, porque incluso ahora cuando alguno se empeña en cerrarte el micro te haces oír. Amigo Revillo, profesionales como tú están en peligro de extinción y sois imprescindibles para el periodismo de mañana. Los hay que se empeñan en que pertenezcamos a la generación "kleenex", de usar y tirar. ¿Para qué se empeñan en que llenemos las universidades, los Másters y los cursos del INEM? ¿Para que luego nos paguen 1.000 euros en el mejor de los casos?
Y a los profesionales como tú, ¿una palmadita en la espalda y ... ERE ... ERE borriquito que llegamos tarde? Sinceramente, creo que no está el país como para tirar el talento por el water. Con toda la gente que RTVE "invita" al ERE creo que podríamos montar un medio más potente e influyente gracias a internet, seguro que a alguno o a más de uno se le pasa por la cabeza. Creo que un periodista no deja de serlo nunca, no me parece que sea como la varicela, que ya se te pasará. Ánimo Magín te mando mucha fuerza "virtual" y disculpa por el discurso en plan Obama que te he escrito. Un amigo y periodista que te admira. Jesús Abad

Isabel dijo...

Me apunto a ser una fiel oyente de la radioERE RNE por internet!!!!,¿a quién hay que convencer para que sea una realidad?.

Magin, déjalos vivr en su ignorancia pensando que así ahorran, aunque después tengan que gastarse lo ahorrado en regalar coches para publicitar RNE!!!.
Por cierto, ¿los blogs pueden tener audio?, así sería una forma de seguir escuchando tus crónicas mientras que no os animeis a formar una nueva cadena en internet.

Un fuerte abrazo desde Galicia,
Isabel

david dijo...

Nos estamos volvierndo locos? madre mia, estoy estupefacto de que te pre-jubilen,el otro oi en asuntos propios como te despedian y me quede raro, pero supuse que te irias a otra emisora, pero mirando tu blog me encuentro con esto...lo dicho, estos economistas estan locos locos...te propongo que sigas siendo nuestros oidos en EE.UU...gracias Majin.
Un muy fuerte abrazo desde la capital del ruido.Madrid

Manuel dijo...

Fuiste tu, amigo, que con Núria, hiciste mís dias de soledad, cuándo retorné a mi tierra, mas llevaderos, recuerdo cuándo tu estabas "haciendo" la declaración de la renta, otra vez cuándo me hiciste llorar, presentando un mago e decindo se ele no podria hacer desaparecer tu mujer, y yo estando lejos de la mía...
Fué tu voz, después, símbolo de la corresponsalía por excelencia.
Espero poder continuar a escurcharte donde quiera que vayas

Nuevo fijo dijo...

Te aseguro, Magín, que ese sentimiento de frustración e injusticia lo compartimos muchos de los que llevamos poquitos años en la empresa y hemos visto salir a imprescindibles como Fernando, Julián o tú. Aquí dejáis un gran vacío, aunque seguiréis siendo un referente para los que todavía nos consideramos bastante nuevos en esto. Para mí ERE un maestro!!

Un abrazo, como dices al final de tus crónicas, y nos seguimos escuchando (no es mala idea la que proponen por ahí arriba).

elimpertinente dijo...

¡Bienvenido al mundo de los ereados¡.Sí, ya sé que es una putada. Fue una cabronada diseñada por algunos hoy muy bien situados, en la que no nos dejaron más alternativa que irnos. Algunos nos hemos resignado sin aspavientos, y es que, como ya te dije muchas veces, hay más vida más allá de RNE. Pero tu está hecho de otra pasta, así que, seguramente, y en poco tiempo, seguiremos escuchándote en cualquier otro lugar. Por supuesto, también leyéndote en este blog impagable. En este momento que sé que es muy duro para tí, te envio un abrazo y la seguridad de que todavía confiamos en seguir aprendiendo mucho de tí. Suerte.
Aalonso.

Anónimo dijo...

Lo de 'periodista en paro' déjaselo a otros que se han ido forrados al limbo de la FAPE. Ellos sabrán, aunque nunca serán capaces de explicarlo. ¿Qué les dirán a sus hijos? Se te sigue echando de menos ahí, al otro lado... se nota mucho tu ausencia y más que se va a notar cuando llegue la sustitución formal. En ocasiones es mejor el silencio que el vacío. Profesionalmente, claro. Sé bueno

Anónimo dijo...

What goes about, comes about... asi que ve haciendo hueco en el granero de la vida porque te devolverá con creces todos los buenos momentos que nos has regalado con tu voz inconfundible; tan llena de entusiasmo, ironía, perspicacia y sentido del humor. Yo, como el resto de tus oyentes, recordaré siempre su timbre a través de las ondas de RNE pero sobre todo a través del hilo telefónico. Eras - te lo decía ya entonces y te lo repito hoy - la sonrisa que me llegaba diariamente del otro lado del Atlántico a las 13 PM hora Madrid, 7 AM hora Washington para alegarme el día. Me allá de tus crónicas y reportajes ( que siempre escuché con deleie) recuerdo con cariño las charlas que mateníamos entonces: sobre las majaderías de Bush, Cheney o Rumsfeld pero - lo que es mucho más importante - sobre las cosas que perduran ( ellos ya se han ido) y realmente valen la pena: nuestros hijos, Nuria, Angel, vuestras escapadas por EE.UU, nuestros viajes a Canada, el teatro ( aún me rio del berrinche de RR en La Venganza de don Mendo) y tantas otras cosas. Gracias, Magin, por aquellos ratos inolvidables.

La vida es muy guasona y a veces nos coloca en situaciones indeseadas o incluso dramáticas ( tal vez tragicómicas) sólo para que comprobemos, de la forma más insospechada, lo divertida, mágica y maravillosa que es. Nos obliga - y se perfectamente de lo que estoy hablando - a chapotear en el infierno porque sólo así constataremos cuando miremos hacia arriba ( no nos queda otra dirección para mirar) que el firmamento está lleno de estrellas remotas con infinitas posibilidades.

Sospecho - quizas me equivoque - que lo estás pasando mal. Sólo te digo que has sido, eres y serás un excelente periodista... pero eso es circumstancial. Lo realmente importante es que eres una magnifica persona ( creativa, inteligente, entusiasta, divertida, valiente. generosa ---) y eso nadie te lo podrá quitar. Te abrirá posiblidades inimaginables que, estoy segura, sabrás aprovechar.

A lo largo de estos meses de prolongado , y necesario, silencio me he acordado alguna vez de ti. Con admiración, pero sobre todo con cariño. Te deseo de todo corazón que te vaya bonito. No se dónde ni cómo. Tal vez en USA haciendo radio... o quizas no. Es lo de menos. Lo que de verdad quiero es que seas feliz. Yo lo soy razonablemente y se que te alegrarás. Me despido con una frase que, no se si te acuerdas, te decia muchas veces: Be good and if you can't be good be good at it. Ya sabes, "Se bueno y si no puedes ser bueno, hazlo bien. Te bastas y te sobras. Hasta siempre, Carmen Buergo

Aitor Lourido dijo...

Saludos, Magín:

No me conoces personalmente, y no creo que en absoluto te acuerdes de mí. Es normal. Recién licenciado, estuve de becario en RNE en el ahora extinto "El Navegador", con Julio César Iglesias, y luego con Carlos Garrido.

Recuerdo lo limitadísimo de aquel equipo, formado en Agosto en su mayor parte por becarios como yo. Era lo que había. Y lo sacamos adelante muy dignamente. Pero recuerdo sobre todo aquellas llamadas que te hacía a ti y a otros corresponsales para pactar vuestras crónicas para el programa.

En seguida supe que eras el tipo de periodista que yo quisiera ser algún día. Me aficioné a tus crónicas. Las disfrutaba como nada. Me han fascinado.

Por eso, cuando he leído que ya no te podré escuchar más, he sentido una terrible punzada.

Aunque, claro está, nada semejante a la que tú sentirás ahora.

Yo he tenido suerte y con mucho trabajo ahora estoy en La Casa, aunque en los servicios informativos de la prima-hermana, la tele. Y siempre digo lo mismo: me decepciona y desagrada no poder aprender de los maestros como tú, que los nuevos no tengamos el privilegio de aprender de vosotros. En definitiva, que no haya posibilidad de que dos generaciones distintas convivamos. Sería enriquecedor, doy fe.

Tu caso sólo es un ejemplo más que se añade a tantos otros... Pero no sé, tu caso me escuece un poco más que los otros, aunque a la mayoría no os conozco, y a ti tampoco.

Pero eso da igual, te lo digo tal y como es: me duele que te vayas, Magín. Porque te admiro.

Mucha suerte, periodista.

Aitor Lourido.

un oyente dijo...

Cuando escuché tu despedida en Asuntos Propios algo me mosqueó y hoy me he puesto a buscar dónde te habías metido y he aquí lo que me encuentro.
Me parece una aberración que se sacrifique la grandeza de un periodista como tú en aras de esa eficiencia económica que a lo único que nos está llevando es a un mundo más deshumanizado.
Sin duda uno de los mejores periodistas de este país. Me encantaban tus crónicas.
Espero escucharte pronto en algún medio.
Mucha suerte.

Francisco dijo...

Disdulpe, señor Magín, pero no termina de quedarme claro. ¿Se acoge usted al ERE o dice NO?. En Enero se prejubila y busca trabajo o renuncia a la prejubilación y busca trabajo. ?¿??¿?

Jorge dijo...

Qué falta de respeto mas grande, la de la radio de todos con sus beteranos. Es mejor regalar coches para promocionar la emisora que mantener a grandes figuras del periodismo español que ofrecen productos consolidados. magín, si algún recuerdo tengo de mi infancia y Radio nacional, es los estupendos fines de semana que pasaba escuchándote en no es un día cualquiera. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Si, lo siento mucho, por quedarte sin trabajo, a muchas personas les ha pasado lo mismo y hay que aprender ha vivir así, duele y la vida te canvia por completo...pero tu tienes influencias y puedes utilizarlas como sabeis hacer la gente de vuestro mundo, pués utilizalas y adelante, los que no tenemos "padrinos", nos tenemos que espabilar por nuestra cuenta y por lo que valemos,que por eso hemos también estudiado...soy una persona que me has tocado muy próxima y no precisamente en positivo y más que tu, tú mujer Nuria y no tengo un muy buén recuerdo, por eso que no me dá tampoco mucha pena que te quedes sin trabajo, ya encontrarás porque se que vales y utilizaràs tus medios, vivias muy bien en vuestra casa de EEUU y estabais muy bien acostumbrados..todo es cuestión de canviar el xip i empezar una vida diferente y adaptarse a los tiempos en que vivimos, menos gastos, no tantos caprixos y apretarse el cinturon y que la mujer ayude y apoye en casa y a los hijos.

Nada más Magin, que todo te vaya bien, estés donde estés, no te buscaré ni me preocuparé donde vayas a parar...seguro que tu vida irà bien, no lo dudo....

el perroverde dijo...

Señor Majín:
Llevaba unos días sin oirle en RNE y me resultó extrañisimo que no conectaran para la fiesta de Obama con usted.
Me mosqueé y empezé a buscar en la red, y zas. un ERE.
No imagina cómo lo siento. Voy a echar de menos su tono de voz y sus ágiles e inteligentes comentarios. ¿Quién va a quedar en la radio si se funden a la buena gente que bien sabe hacer radio?
En fin, enhorabuena por todos los años de trabajo y suerte.
Un admirador

Mária dijo...

Radio Nacional no parecía la misma, pero lo achacaba a las Navidades y a unas justas vacaciones después de un año electoral tan intenso... pero empezé a mosquearme cuando Obama iba a jurar el cargo y tus crónicas no parecían. ¡¡¡Angustia!!! ¿Qué había pasado? Descubro la ERE, tan sin sentido que ya me dejó sin Beatriz Pecker.
¡Qué estupidez! PObre sustituta. No importa lo bien que lo haga, sólo consigue que te echemos de menos. Tardaremos en querer darle una oportunidad. Es verdad que "nos queda el blog", pero sin vfoz, no es lo mismo.

jorge y guille dijo...

Mi tío es un grande y deja a todos flipando con una simple redacción sobre lo que ha comido hoy .
Fdo: GMR aúpa tiet :)