viernes, 16 de mayo de 2008

Matrimonio gay, la guerra en casa

La polémica está servida y puede tener su marejadilla en las elecciones del cuatro de noviembre, donde demócratas y republicanos saben como se las gastan los líderes religiosos más conservadores cuando juegan a política. El alcalde de San Francisco ha conseguido hacer buena su decisión de autorizar los matrimonios entre personas del mismo sexo que cuatro años atrás cortaba de raíz el supremo de California y que ahora –decía- se extenderá por toda la nación La decisión por cuatro votos a tres del alto tribunal del estado mas poblado de la nación y razonada en 172 folios abre de nuevo la caja de los turnos. Los tres aspirantes que se disputan la presidencia no han llegado tan lejos, pero George Bush puede explicarles como se movilizan y se ganan los votos conservadores. California –como ahora solo hacen en el estado de Massachusetts, aunque se reconoce en Vermont, New Hampshire, New Jersey y Connecticut, California podrá ver de nuevo contraer matrimonio a personas del mismo sexo en treinta dias, salvo que mas de seiscientas mil firmas consigan plantear un referendum el próximo 4 de noviembre –dia de elecciones donde tambien se decide quien será el nuevo presidente de la nación- referemdum con el que poder reformar la ley de leyes del estado y prohibir lo que ahora el Supremo ha considerado un derecho constitucional. Los medios de comunicación estadounidenses, como The New York Times, recuerdan que Bélgica, Canadá, Países Bajos, Suráfrica y España son los únicos paises que de momento autorizan el matrimonio entre personas del mismo sexo.