miércoles, 7 de mayo de 2008

Indiana, un recuento de ce-ene-ene

Indiana no acaba de hacer números. Las primarias demócratas se deciden en territorio de Barak Obama, justo en un condado como Lake County /dormitorio de Chicago/ donde el recuento hace cada minuto que pasa ajustar mas los números que dejan la suerte de Hillary Clinton y de Barak Obama en un pañuelo, aunque la senadora por Nueva York hace dos horas que se daba por ganadora y se mostraba dispuesta hacerlo tambien el próximo noviembre cuando esté en juego la Casa Blanca. Son aquí la una y diez minutos de la madrugada y solo dos puntos dos y 15 mil votos son los que separan a Obama de alcanzar a Hillary en Indiana cuando se lleva escrutado el 95% . Cada minuto que pasa -insisto- las diferencias son mucho menores, todo lo contrario de lo que ya es resultado oficial y definivo en Carolina del Norte. Obama ha conseguido sacarse la espinita clavada en las primarias de Pensylvania aprovechando la mayoría afroamericana para sacar 14 puntos de diferencia a Hillary, algo así como 225 mil votos mas, suficientes como para ponerse hacer matemáticas en la Universidad, en Raleigth y en Carolina del Norte. (()) Las primarias demócratas de nunca acabar miran ya esta noche a sus próximos compromisos en Virginia Occidental y Kentucky. La CNN ha elegido de momento el espectáculo televisivo del recuento. Sus nuevos y modernos aparatos electrónicos hacen que la historia de Indiana se pueda vivir con el corazón en un puño. Hillary tiene ahora que esperar a que se sumen todos los votos, porque la sombra de Obama es tan alargada que incluso desde Chichago se puede llegar soplando a las tierras de Indiana.