miércoles, 21 de mayo de 2008

Las primarias que nadie gana

Solo uno puede ser el candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, pero después de las primarias en Oregón y Kentucky, Barak Obama y Hillary Clinton están convencidos de tener al alcance de su mano el premio apetecido (()) Obama decía haber vuelto a Iowa –hablaba en las calles de la capital Des Moines dando la espalda al capitolio estatal- Obama decía haber conseguido anoche la mitad mas uno de los delegados que se reparten en caucus y primarias considerándose mas cerca de conseguir la candidatura. (()) Hillary –goleando de nuevo, con 35 puntos de ventaja sobre Obama en Kentucky- insistía en no tirar la toalla porque ni el senador por Illinois ni ella conseguirán la cifra mágica de 2025 delegados y eso dejará al partido –a los superdelegados- la difícil tarea de elegir quien será el candidato que gane a McCain la casa blanca. Próxima cita Puerto Rico, un día antes -31 de mayo- reunión del Comité de Reglas del Partido Demócrata con la tarea de dar solución a la representación -366 delegados- y los votos –mas de dos millones y medio- que por castigados, por querer adelantar sus consultas- no aportan los estados de La Florida y Michigan.