jueves, 1 de mayo de 2008

Los emigrantes, en la calle


El Día del Trabajo es día de trabajo en los Estados Unidos pero de tres años a esta parte –aun reservándose el derecho de celebrar el primer lunes de septiembre lo que se llama el Labor Day- de un tiempo a esta parte han sido los emigrantes y mas los emigrantes hispanos quienes convierten el primero de mayo en un día marchas y protestas que en esta ocasión Daniel Vila resume a su manera pero con la común exigencia de vivir y beneficiarse de una reforma migratoria. (()) Veinte ciudades diferentes de los Estados Unidos vivirán hoy concentraciones y protestas como las que hace tres años –lo vivíamos aquí en directo- fueron semilla y altavoz de millones de emigrantes como Teresa Gutierrez (()) Este primero de mayo ofrece tambien un dato muy pegado a la crisis económica que vive este pais. La comunidad latina que ha crecido en mas de un millón este ultimo año, suma ya 46 millones y medio de ciudadanos, muchos con problemas de documentación y ahora –The New York Times lo lleva a su portada- con cerca de tres millones de asalariados incapaces de poder mandar un solo dólar a sus familias en los países de origen como era su costumbre