martes, 13 de mayo de 2008

Los precios de la gasolina cambian la vida

Menos coches o utilizar el transporte colectivo, las bicicletas y hasta el coche de San Fernando –ese que dice en español algo tan sugerente como ir unos ratitos a pie y otros andando- son las soluciones inmediatas que están aplicando buena parte de los ciudadanos estadounidenses al ver como en muchas gasolineras el galón –los tres litros largos de combustible- alcanzan y hasta superan los 4 dólares. California -como en muchas cosas la avanzadilla de lo que luego llega a la costa este- se ha levantado hoy sorprendida de saber que los neoyorkinos pagan más por la gasolina que los conductores angelinos. La razón, les explican los medios de comunicación, pudiera estar en que desde el pasado diciembre el consumo ha bajado un 8,6 % y las bicicletas que se ven por las calles de ciudades costeras como Santa Mónica se han multiplicado por dos. Mucho mas serios que estos signos de consumo es la ultima hora que escribe la Agencia Internacional de Energía (AIE) capaz de afirmar que en este año 2008 el consumo mundial de crudo se reducirá en mas de 86 millones de barriles diarios… muchos millones pero por desgracia quizás a estas alturas insuficientes