jueves, 3 de febrero de 2005

NACIONES UNIDAS TIRA DE LA MANTA

Naciones Unidas acepta como bueno el primer adelanto del llamado informe Volker sobre el programa petroleo por alimentos, y abre un proceso disciplinario contra Benon Sevan –director del programa humanitario- a quien el equipo investigador acusa de haber incurrido en conflicto de intereses e investiga al funcionario Joseph Stephanides, por manipulación de un contrato. La ayuda de naciones unidas al pueblo iraki, el control que la institución deberia haber ejercido sobre Saddam Husseim, se demuestra ahora cuanto menos irregular y eso sin dar por cerrado un capitulo en el que el expresidente de la reserva federal estadounidense, capitaneando un equipo de sesenta personas supuestamente independientes, con un presupuesto de 30 millones de doddalres, esta encagado de tirar de la manta si es que hay manta en un programa humanitario que desde diciembre del 96 a novimbere del 2003 llego a mover mas de 64 mil millones de dolares.

Los escandalos que estados unidos, los sectores mas conservadores, han denunciado en estos ultimos tiempos han querido salpicar al mismísimo secretario general Koffi Annan, quien hace unas horas, hacia publica su decisión de abrir estos procesos disciplinarios sin menoscabo de retirar la inmunidad diplomatica a cuantos funcionarios puedan ser acusados de irregularidades, corrupción, irregularidades o mal uso de fondos. La incognita, sin embargo, esta en saber cuantas verdades o mentiras puede haber en la información que filtrada por el gobierno estadounidenses ha salpicado a naciones unidas, incluso al investigador Paul Volker quien lejos de la independencia que se le suponia, ahora se sabe trabajaba como asesor para una compañía francesa de petroleo. Por si fuera poco, los encargados de la vigilancia y en su caso de las posibles sanciones por el incumplimiento del programa petroleo por alimentos no eran otros que los cinco miembros permanentes del consejo de seguridad, entre ellos estados unidos, un gobierno que sabia con toda certeza y toleraba el contrbando de petroleo que Saddam Husseim hacia con paises o personalidades que le ayudaban en su causa, una venta por la que llego a obtener cuatro veces mas de ingresos ilicitos que las comisones pagadas en el programa petroleo por alimentos.