domingo, 6 de febrero de 2005

IRAK E IRAN EN PROCESION DOMINICAL

Los llamados duros del gobierno Bush, el vicepresidente Cheney y el ministro de la guerra Runfeld,se han paseado por las televisiones del pais con un mensaje claro para Irak y con las advertencias ya conocidas para sus vecinos mas discolos, según filosofia propia, Iran y Siria…
Runsfeld como Cheney dejaban claro la frase que escuchabamos al secretario de la defensa pero que los dos convertian en titular… Irak es de los irakies, sin esconder por eso –como decia Cheney a la cadena Fox- las preocupaciones de que una nueva constitución acabe con derechos fundamentales para la mujer si los chies, que se conforman, después de las elecciones, como mayoritarios en el gobierno provisional- asumen como propias las posiciones islamicas mas radicales.
La influencia de Iran, a la que por activa y pasiva se le advierte de que abandone toda pretensión de dotarse de un arma nuclear, es una sospecha que no pasa inadvertida pára el gobierno de Washington, aunque tanto el vicepresidente Cheney como el ministro Runsfeld apostaban por tratar con Teheran por la via diplomatica. Runsfeld incluso citaba a Condolezza Rice como sucesora de los planes que ya habia puesto en marcha su antecesor en el cargo Collin Powell.