jueves, 6 de junio de 2013

Un ¨pinchazo¨ de 121 millones de teléfonos

   Todos los sabían menos 121 millones de usuarios.  En los Estados Unidos la siempre delicada y polémica  fontanería de la seguridad del estado provoca escándalos inimaginables, pero tan reales como la vida misma.  Desde hace más de siete años, todos los dias hay que imaginarse a cientos de camiones saliendo de las oficinas de la compañia telefónica Verizon  hacia  la Agencia Nacional de Seguridad.  Gracias a una orden judicial, la NSA -que pasa por ser la agencia de espionaje más grande del mundo- recibe a diario la documentacion que producen los 121 millones de telefonos que los clientes de Verizon tienen abiertos al mundo. El tribunal de vigilancia extranjera ha firmado cada 90 dias y desde el año 2006 la autorización que  permite conocer con quíen, cuándo, cuánto y qué negocios hacen buena parte de los estadounidenses a través de las líneas telefónicas.  Para escuchar las conversaciones, aclaro de inmnediato la casa blanca justificando una historia de la que tenian noticia los tres poderes,  debía de pedirse autorización complementaria…  Lo que no está claro es quíen ni cuántos funcionarios eran los encargados de llevar a cabo tan descomunal trabajo.  Nada se dice de los cientos de miles de cajas y archivos que habrán producido en todo este tiempo tanto registro, ni cúal ha sido su último destino. La Casa Blanca solo ha reconocido los hechos  y eso a pesar de que el presidente Barack Obama dice y pregona en público que hay que pasar página y dejar atrás las guerras y esas muchas leyes que van contra todo y contra contra todos en aras de la lucha contra el terror.