miércoles, 4 de mayo de 2011

Obama vs Bin Laden

Barack Obama recupera el aprobado... Solo cuarenta y ocho horas después de cazar a Bin Laden, el presidente de los Estados Unidos vuelve a ser aclamado por su opinión pública. Once puntos más en la confianza ciudadana por un muerto hablan bien a las claras de lo estúpidas que pueden acabar siendo las encuestas. La historia se repite, la democracia de los números es caprichosa y no tiene vuelta de hoja. Barack Obama es hoy tan presidente como lo era el domingo, pero su pueblo le tiene más confianza. Si miran a su alrededor, las cosas siguen siendo como antes... menos para quienes guardan bajo siete llaves los secretos de estado. Otra vez, es mentira que una imagen valga más que cien palabras. Es tiempo de preguntas, de saber quién pone el cascabel al gato. Curiosity killed the cat. Hace cinco siglos, los anglosajones decidian matar a los gatos de curiosidad y no de cautela o preocupación (care). Cuando llegó la hora de la independencia, los estadounidenses decidieron dar al traste con el refrán. Todo por el pueblo y para el pueblo... hasta cuando hay que poner una bala en la cabeza de Bin Laden. La diferencia es recordar siempre la máxima de actuar por delegación. Responder a la curiosidad, reponder siempre a todas y a cada una de las preguntas que los ciudadanos puedan hacerte. La mayoria de edad en democracia tiene esas y otras muchas garantias. A veces se olvidan, pero la libertad es el principio que reconducirá todos los males Cuando se pincelea una foto oficial, los olores apestan... Si la tortura fuese la única forma de llegar a la verdad, los seres humanos acabarían siendo miserables... Si la sangre fuera moneda de cambio en manos del mejor postor, la justicia podría tormarse vacaciones... No hay nada peor que manipular la verdad. Es tan peligroso como reconstruirla o deformarla en beneficio propio. Me preocupa leer que Bin Laden llevase cosidos encima dos números telefónicos y 500 euros y ésta sea considerada información privilegiada. Me inquieta el debate sobre la publicación de fotos postmortem del líder de alcaeda. Me conmueve el silencio sobre los nombres del comando SEAL cuando hago memoria y recuerdo la lista de héroes embarcados en el Enola Gay... Es entonés cuando la curiosidad y la imaginación acaban haciendo estragos. Es cuando una imagen vale más que mil palabras. Cuando la información brilla por su ausencia y el morbo se convierte en realidad.