domingo, 19 de mayo de 2013

Obama, en blanco y negro


       Al  presidente de los Estados Unidos,  Barack Obama, no le ha tocado la última Power Ball. La loteria millonaria que llegó acumular de vote en dos meses cerca de 600 millones de dolares, ha caido toda ella en La Florida. En Washington DC, lo que se juega desde hace meses es al tiki-taka de la política donde los republicanos han demostrado ser unos consumados malabaristas capaces de pasarse pelotas como si de dardos envenedados se tratara. Obama sigue intentando poner en marcha su segundo mandato con cientos de dificultades ajenas a su voluntad. Ya no solo es que sus nombramientos a duras penas acaben siendo confirmados, es que de poner de circo le crecen los enanos.  Bengasi, pinchazos telefonicos, agencia tribunaria… todo es poco para poner en apuros al presidente.  Lástima que de tanto marear la pediz, la esperanza en un futuro mejor sea hoy cuestión a debate. ¿Será Obama capaz de salir del atollader? ¿ Será mañana el presidente resolutivo o el que solo se para a verlas venir?   Hoy por hoy, su presidencia se juega mas que nunca a blanco o negro