jueves, 20 de enero de 2011

Pinganillos y mucho más...

El patio nacional anda revuelto a vueltas con los pinganillos... Sus señorias, los padres de la patria, se han atrevido a convertir el SENADO ESPAÑOL en la que se llama tambien CAMARA TERRITORIAL. La cosa, viene lejos. La Constitución española es la puerta que abre las nuevas desavenencias. Nunca llueve a gusto de todos. Una flotilla de nuevos operarios públicos trasladarán simultaneamente a gallego, catalán y vasco las proclamas políticas. A priori, es la ley. No debería estar mal visto aún a pesar de que de rondón alguien ha filtrado que la operación cuesta unos 12 mil euros sesión. Mal vamos, si ahora nos preocupamos de la calderilla que pagamos todos cuando hay casos mas que recientes donde -con esa misma caja- mandamos a casa y con la casi integridad de sus sueldos EREdados a las plantillas de sobra. Las varas de medir resultan ser bien diferentes a la hora de crear trabajo o de subvencionarlo. Esa es la diferencia donde parece confundirse en nuestro país lo público y lo privado. Más vale vivir del cuento y de la subvención que de dar golpe y traducir a sus señorias lo que dicen en alto para que lo entendamos todos. Más trabajo y mas oportunidades para estos tiempos de crisis. Además, espero que esto solo sea el principio de una larga y corresponsable andadura nacional. Se deben subtitular los mensajes del Rey si el Rey no es capaz de grabarlos en todos los idiomas de su Estado o... no tiene tiempo de aprenderlos. Se debe subtitular en la televisión de todos las películas que se programen en versión española. Ya que no lo hacemos con versiones en inglés hagámoslo con el propio. Deben ampliarse las flotillas de funcionarios autonómicos para dar horas extras de clases privadas a los políticos y representantes que usen pinganillos en el Senado. La imagen no es de recibo para quienes -no debería darse por supuesto- tienen la obligacion de entender y representar a sus pueblos. Deben contratarse mas operarios en las televisiones autonómicas que -ahora y por supuesto ahorro- no subtitulan a sus invitadios cuando hablan español (castellano) so pretexto de que todos podemos entenderlos. Las clases de idiomas en todos los colegios públicos deben incluir con urgencia y con carácter obligatorio la enseñanza de todos los idomas patrios siendo solo optativos los que puedan hablarse fuera de nuestras fronteras mas inabarcables. (Tipo inglés, francés, italiano o portugués) . Los paises o territorios en los que se engloba España deberían tambien subtitular aquellas declaraciones que no se hagan en sus idioma oficiales y reconocidos. La solidaridad de todos es siempre el mejor camino para enterdernos, por eso sería de agradecer que las empresas privadas -no solo el dinero público que pagamos todos- hicieran acopio del interés general. Es nuestra CULTURA, es nuestro FUTURO.